Magdalenas de aceite clásicas

He horneado unas magdalenas tiernas, esponjosas, con cuerpo y un sabor que te transporta a la niñez con el primer bocado. La receta de estas extraordinarias magdalenas la he sacado del libro "Bollería hecha en casa y con el sabor de siempre" del maestro panadero Xavier Barriga. 

Son muy sencillas de hacer y puedes preparar la masa de un día para otro (incluso con varios días), una gran ventaja para los que no tenemos mucho tiempo y necesitamos organizarnos.


Ingredientes:

125 gramos de huevo ( 2 huevos talla L o 3 talla M)
175 gr. de azúcar
60 ml de leche
190 ml de aceite de girasol
210 gr. de harina de repostería
7 gr de levadura química 
Canela en polvo
Ralladura de limón
Una pizca de sal


Elaboración:

- Pon en un bol los huevos (tienen que estar a temperatura ambiente) con el azúcar y bate a velocidad media con el batidor del robot amasador hasta que empiecen a espumar. Incorpora la leche y bate a velocidad lenta. Agrega después el aceite batiendo poco a poco. 

- A continuación añade la harina, la levadura, la sal, la canela (previamente tamizadas) y la piel rallada de limón. Bate lentamente el tiempo suficiente para que los ingredientes se integren. 

- Cubre el bol con la masa con un paño y déjalo reposar en la nevera como mínimo una hora (puedes tenerla así hasta el día siguiente o incluso 2 o 3 días)

- Cuando vayas a hornearlas, precalienta el horno a 250ºC arriba y abajo.  Cuando ya haya alcanzado a temperatura, saca la masa de la nevera y bátela enérgicamente.

-  Pon las cápsulas de papel en una bandeja de hornear magdalenas o en moldes de silicona y vierte la masa en ellas (3/4 partes de su capacidad) con ayuda de una manga pastelera (yo lo hago con una cuchara para hacer bolas de helado). Puedes decorar la superficie de las magdalenas con azúcar, pepitas de chocolate, pistachos troceados, piñones o cualquier ingrediente que te guste. 

-  Introduce las magdalenas y baja la temperatura del horno a 210ºC.  Hornéalas entre 14 y 16 minutos 15 minutos o hasta que estén doradas y cocidas (puedes hacer una prueba pinchando con un palillo y si sale seco es que ya están listas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hazte seguidor@ de mi blog