Rosquillas de nata y anís

 Hacia tiempo que quería hacer rosquillas, de esas blanditas, esponjosas y con un rico sabor a anís. Por casualidades de la vida, escuchando una conversación una tarde de verano lluviosa en el pueblo, llegó a mis oídos una receta de rosquillas de nata deliciosas, así que investigué en internet y encontré esta receta que hoy comparto en el blog. Ese mismo día, en la cocina de la casa de mi amiga Ana, mano a mano las dos, hicimos más de 30 rosquillas que han volado en un día. Están espectaculares y son muy fáciles de hacer.



IINGREDIENTES

200 ml de nata para montar o nata líquida 

100 gr de azúcar

2 huevos

Ralladura de medio limón 

Un sobre levadura en polvo.

600 gr de harina aproximadamente 

Aceite de oliva 

Un vasito pequeño de anís dulce

Una pizca de sal.



PREPARACIÓN 

1º En un bol pon los huevos, la nata, el azúcar y la sal, añade la ralladura de limón y el anís. 

2º Mezcla todo bien y añade la harina con la levadura, poco a poco. Llegará un momento en que tengas que volcar la masa a la mesa y amasar a mano. La masa estará lista cuando no se pegue a las manos.

3º Deja reposar la masa tapada com un trapo en un bol engrasado con un poco de aceite durante una hora.

4º Dar forma a las rosquillas y freirlas en abundante aceite caliente, hasta que estén dorarlas, escurrirlas en una servilleta de papel para eliminar el exceso de aceite.

5º Espolvorea las rosquillas con azúcar y deja que se enfríen.





2 comentarios:

  1. En León hoy llueve...así que va a ser una tarde muy apropiada para preparar estas rosquillas que tienen una pinta brutal. Besines guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una pasada de rosquillas, ya me contarás que te han parecido. Besos

      Eliminar

Hazte seguidor@ de mi blog