Galletas de mantequilla para decorar


Cuando quiero hacer grandes cantidades de galletas para decorar con fondant o con glasa, siempre recurro a esta receta del blog El Rincón de Bea, porque salen muchísimas unidades con una textura preciosa y están buenísimas. 
Esta Navidad te animo a que disfrutes haciendo galletas en familia o con amigos, es toda una experiencia!!

INGREDIENTES

 (para 35 ó 40 galletas grandes de entre 8-10 cm)

250 gr. mantequilla a temperatura ambiente

250 gr. azúcar glass

1 huevo XL a temperatura ambiente

650 gr. harina tamizada

1 chorrito de leche para ligar la masa

Aroma al gusto

PREPARACIÓN (en Kitchenaid):

1.- Batir la mantequilla a velocidad 3 con la pala durante 1 minuto. Parar la batidora y bajar con una espátula lo que haya en las paredes y en la pala. Batir a la misma velocidad durante otro minuto más.

2.- Cuando la mantequilla tenga una textura suave, bajar la velocidad a 1 e incorporar el azúcar glass tamizado a cucharadas, sin prisa pero sin pausa. Cuando el azúcar esté totalmente integrado en la masa, subir la velocidad a 3.

3.- Si se vuelve a pegar la masa a las paredes del bol la paramos y la bajamos. Hacemos esta operación las veces necesarias sin que el batido sea más de tres minutos. Pasado este tiempo la mantequilla habrá blanqueado, aumentado ligeramente su volumen y tendrá una textura esponjosa.

4.- En este momento paramos la batidora para añadir el sabor deseado y el huevo ligeramente batido muy poco a poco.  Batir a velocidad 1 hasta que esté integrado. Si necesitamos, pararemos la máquina para bajar lo que haya quedado en las paredes.

5.- Comenzamos a añadir la harina a cucharadas, a la velocidad más baja posible sin parar la máquina, pero sin pausa. Cuando estemos llegando casi al final de la harina, la masa comenzará a “desmigarse”. En este momento agregamos un chorrito de leche y batimos de nuevo hasta que ligue la masa, se forme una bola y se despegue de las pareces del bol ( más o menos 3 cucharadas soperas, según veamos. Si nos pasamos sin querer añadimos un poco de harina) 

6.- Cuando tengamos una masa uniforme, colocamos sobre la encimera un papel de hornear y sobre él la masa de las galletas. Le daremos forma redonda y chata y la cortaremos en cuatro trozos iguales.

7.- Reservamos tres trozos, y nos quedamos con uno. Le damos forma rectangular con las manos. Colocamos otro papel de hornear encima y estiramos la masa con un rodillo hasta darle el grosor deseado (que sea más o menos igual) y lo guardamos en la nevera entre los dos papeles de hornear.

8.- Con los tres trozos restantes hacemos la misma operación. 

9.- Dejar enfriar la masa un mínimo de 3 horas o de un día para otro.

10.- Cuando la vayamos  a utilizar, sólo hay que pasar el rodillo por encima una o dos veces (por si la masa hubiera perdido un poco la forma) retiramos el papel de la parte superior, cortamos las galletas con un cortador y las vamos colocando en la bandeja del horno encima de una hoja de papel vegetal, dejando una separación de un par de centímetros entre galleta y galleta para que no se peguen.

11.- Los recortes sobrantes, los uniremos, estiraremos entre dos papeles, y enfriamos en la nevera por lo menos 15 minutos. Estos recortes los podremos utilizar 3 veces más, pero la textura de la galleta no será la misma, y quedará un poco correosa. También afectará a la superficie de la galleta, que no quedará tan lisa, como las galletas que cortamos de una masa estirada solo una vez.

12.- Cuando ya tengamos la bandeja de galletas completa la metemos a enfriar en la nevera 15 minutos o en el congelador 10 minutos (Este paso es “obligatorio” ya que sino las galletas perderán la forma).

13.- Precalentar el horno a 180º e introducir la bandeja de hornear durante un mínimo de 10 minutos, dependiendo del tamaño de las galletas. Pasados 15 minutos hay que estar muy pendientes de las galletas para que no se quemen y cuando el borde comience a dorarse ya están (las galletas tienen que tener el mismo tamaño, ya que no todas las galletas tardan el mismo tiempo en hacerse).

14.- Cuando las saquemos del horno hay que tener en cuenta que las galletas se siguen haciendo. Si nos quedan un poco claritas, las podemos dejar enfriar sobre la misma bandeja o reposar cinco minutos y moverlas a una rejilla para que enfríen.

15.- Dejar enfriar dos horas como mínimo antes de decorarlas. Sobre decoración ya hablamos otro día.

CONSEJOS:

- La mantequilla, los huevos y la leche tienen que estar a temperatura ambiente. Recuerda sacarlos con antelación, sobre todo la mantequilla, a primera hora de la mañana o la noche de antes si hace frío.

- Si no tienes una Kitchenaid no pasa nada, la masa la puedes hacer con otro robot, batidora o a mano. No hay excusas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hazte seguidor@ de mi blog